Vinyasa Yoga

Deriva del hatha yoga. El vinyasa yoga es una práctica vigorosa que por lo general tiene un ritmo más rápido, cuyas posturas se van ligando a través de una serie de movimientos que se sincronizan con la respiración.

Los movimientos continuos, que nos llevan de una postura a otra, nos dan como resultado un beneficio adicional: el trabajo cardiovascular.

Esta práctica puede ayudarnos a incrementar la fuerza muscular, la resistencia y la flexibilidad, además de ayudarnos a reducir los niveles de estrés.

El vinyasa yoga ofrece mucha diversidad. El ritmo puede variar, y no hay una secuencia específica que los instructores deban seguir. Esta flexibilidad le permite al maestro ir tejiendo las secuencias que vayan de acuerdo con su filosofía y con las necesidades de sus alumnos.